LA PREVENCIÓN EN EL CUIDADO DEL PIE DIABÉTICO

LA PREVENCIÓN EN EL CUIDADO DEL PIE DIABÉTICO

La diabetes es un trastorno metabólico que afecta la presencia del azúcar en la sangre y por tanto, requiere de una serie de cuidados permanentes entre los cuales están los cuidados de la piel y los pies. El pie del diabético es un pie de riesgo, ya que está expuesto a lesiones que podrían infectarse con gran facilidad. Es por esto que el diabético debe practicarse diariamente una inspección en sus pies, para cerciorarse de que no existan lesiones y que las mismas no ocasionen complicaciones para la salud del paciente. Los diabéticos carecen de sensibilidad en la zona de los pies, por lo que una herida o lesión podría no ser detectada, convirtiéndose en úlcera fácilmente, debido a la lentitud con que cicatrizan. La mejor forma de prevenir complicaciones, es mantener una higiene adecuada y seguir el procedimiento indicado por el podólogo. En ocasiones, las personas pueden padecer diabetes sin tener conocimiento de ello, por lo que quedan expuestas a sufrir lesiones sin recibir los cuidados necesarios. En muchas ocasiones, es el podólogo quien alerta a los pacientes sobre su condición, pues es quien está apto para notar cualquier anormalidad en los pies. La prevención en el cuidado del pie del diabético: En el caso de los diabéticos, el descuido de la salud de sus pies, puede ocasionar que una herida mal curada se complique y desencadene, en el peor de los casos, la amputación del miembro. Estas consecuencias se pueden evitar si se lleva un tratamiento podológico preventivo. El corte correcto de las uñas de los pies, evita heridas y favorece el cuidado de los mismos. La vigilancia de los pies y su estado, es otra medida preventiva de gran efectividad. La higiene constante y concienzuda es la otra medida que favorece la prevención. El corte de las uñas es fundamental en el diabético y debe hacerse en forma recta, para evitar que la carne crezca y se clave en la uña. También deben retirarse las pieles sueltas, las cutículas y demás, para evitar lesiones. Ante un cambio en la coloración de la piel en la zona de la uña, es necesario acudir al médico. El calzado es otro elemento de importancia en el cuidado del pie del diabético. Dicho calzado no debe tener costuras internas que puedan provocar lesiones o rozaduras en el pie. Además, el calzado debe ser cómodo, de un material blando, con una punta amplia y alta, para que los dedos queden libres. Una buena medida es comprar el calzado al atardecer, para que el pie esté lo suficientemente hinchado, como para que no ajuste de más en ningún momento del día.

Siguenos


Contactar

Còrsega 390 escala dreta 3º2ª
Barcelona

Tel: 934 57 73 12

Email: info@podologiaenbarcelona.com

Podología en Barcelona